desayuno con diamantes

Con falda y a lo loco: Finales felices

Finales felices: El principio de la infelicidad Nos presentaron un dos de Marzo de hace unos años, aún así recuerdo todo al detalle y, quizás, lo haga siempre. Apareció sin envoltorio, sin lazos… porque no necesitaba convencer. A pesar de ser un clásico, nunca había tenido la oportunidad de profundizar en ella y ahora ahí estaba, vestida con 97 deslumbrantes [&hellip

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies